Del correo:

Trabajé durante algún tiempo en ina gran empresa de Internet y uno de mis empleados (http://ape-law.com/jonmorris/) me dibujaba cada pocos días y pegaba los dibujos en mi monitor.

La compañía está todavía en funcionamiento, pero ni de lejos al nivel que tuvo una vez. Fue un sitio divertido en el que trabajar poco más de la mitad del tiempo que estuve allí (la primera mitad fue buena, la segunda mitad empezó a ponerse mal). A mí y a Jon [el artista] nos echaron (con uno o dos años entre un hachazo y el otro), pero aún el otro día nos tomamos algo en el viejo bar.

Dave1

Dave2

CurrArte: Llegados a este punto tenía que comprobar la historia, así que siguiendo el enlace que me daban y buscando un poco encontré la dirección de correo del mismísimo maestro. Aquí está su versión de los hechos:

¡Ja! no había vuelto a pensar en esos dibujos.

Veamos, Dave y yo fuimos juntos al instituto, y terminamos trabajando en el mismo sitio. La habilidad de Dave para sufrir con naturalidad fue siempre lo que le hacía más encantador, y a mí mi habilidad para ser un perfecto gilipollas, supongo. Así que solía dejarle esos dibujos en su monitor cada vez que salía a echarse un cigarro, simplemente por el placer de la mueca cuando volvía.

Prácticamente todos ellos tienen algo de base en la realidad, y el que parece ser el más extraño – donde Dave está haciendo malabarismos con perros pequeños – bueno, Dave hace malabarismos y su novia de entonces tenía un chihuahua.

Dave y yo ya hemos dejado la comñía, aunque aún nos vemos para tomar algo y echar un billar. Tengo que acordarme de dejarle un post-it en su taco la próxima vez…

Dave3

Autor: Jonathan, EEUU. Musa: Dave, jefe y amigo de toda la vida.

CurrArte: Otra pieza más que que cuenta con la bendición del jefe. Supongo que no todos los lugares de trabajo son iguales, qué puedo decir…

Anuncios